José Luis Álvarez Carreiro

Doctor en Quiropráctica

Graduado en la Universidad de Palmer, EE.UU.

Miembro de la Asociación Española de Quiropráctica

Koldo Learra Rodríguez

Titulado Superior en Quiropráctica

Máster en Quiropráctica

Miembro de la Asociación Española de Quiropráctica

INSTALACIONES

El trabajo de un quiropráctico requiere de unas herramientas de trabajo específicas. El Centro Quiropráctico Álvarez & Learra trabaja con el instrumental necesario para que el trabajo del profesional se adapte a la perfección a las necesidades de sus pacientes.

CAMILLAS

Se utilizan unas camillas de diseño especial, las cuales pueden ser fijas o articuladas. Las camillas articuladas tienen varias elevaciones denominadas "drops" que sirven para ajustar distintos segmentos de la columna. El Centro Quiropráctico Álvarez cuenta con éstos equipos en las clínicas de Vigo y Orense.

NUESTRO TRATAMIENTO

La duración de la primera visita suele ser aproximadamente de media hora. En esta primera visita se recogen los datos sobre la historia personal del paciente y se le explica en qué consiste la quiropráctica. Además se realiza una electromiografía superficial y una termografía. Después el Doctor en Quiropráctica analiza las radiografías y demás pruebas realizando también un examen quiropráctico, ortopédico y neurológico y es quién determina si es un caso quiropráctico o no. Si el Doctor considera que no es un caso quiropráctico se hace lo posible por derivar a esa persona a algún otro profesional que le pueda ayudar según el problema que presente. El Doctor realiza unos exámenes previos para establecer si el paciente necesita ayuda quiropráctica. En caso de que no, le derivará a un especialista. A partir de ahí y si la persona lo decide as? se elabora un calendario para la primera fase del tratamiento. Esta fase dura aproximadamente un mes y sería la fase intensiva del tratamiento. El día del último ajuste dentro de esta fase se hace un re-examen que consiste en repetir las pruebas que hacemos el día de la primera visita. En función de los resultados y de la evolución del paciente, el Doctor en Quiropráctica decide con qué frecuencia deberá ajustarse ese paciente. Es en este momento dónde se suelen hacer ciertas recomendaciones a nivel de qué ejercicios se deben realizar, estiramientos, deporte e incluso algún consejo respecto a la nutrición.

LA QUIROPRÁCTICA

 

¿Que es la Quiropráctica?

"Quiropráctica" procede del griego "cheir" (manos) y "praxis" (hacer). Significa "hecho con las manos". La Quiropráctica es la profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de las alteraciones del sistema músculo-esquelético, y de los efectos que producen estos desórdenes en la función del sistema nervioso y en la salud en general,con énfasis en la manipulación vertebral específica. El mecanismo fisiológico en el que se basa la Quiropráctica es el siguiente: el cerebro controla la función de cada una de las células, órganos y tejidos del cuerpo, enviando y recibiendo información a través del sistema nervioso, bien por la médula espinal (ubicada en la columna vertebral) o por el sistema nervioso autónomo. Sin embargo, este ir y venir de información puede verse modificado. La inadecuada posición de las vértebras puede provocar la irritación, compresión o pinzamiento de los nervios que emanan desde la médula espinal a través de los orificios de esas vértebras, o el sistema nervioso autónomo, impidiendo y/o alterando la transmisión de esa información. ¿Qué aplicaciones tiene la quiropráctica en la vida diaria? Una vértebra que se halla en una posición incorrecta puede ocasionar problemas mecánicos en la columna (lumbalgias, pinzamientos, hernias discales...), pero también puede incidir sobre el funcionamiento de los nervios, ocasionando problemas orgánicos o trastornos funcionales (migrañas, vértigos, alergias, otitis, asma, trastornos respiratorios, ginecológicos o digestivos...). Por ello, la Quiropráctica se basa en la premisa de que el óptimo funcionamiento del organismo (órganos, tejidos, sistema inmunológico, capacidad de respuesta y adaptación a los estímulos externos...) precisa el correcto funcionamiento del sistema nervioso, y éste depende de una columna vertebral sana. El Quiropráctico trata de corregir, mediante ajustes vertebrales, esos desplazamientos de las vértebras (conocidos como el complejo de subluxación vertebral) trabajando con la columna, corrigiendo su posición, restituyendo su movilidad y evitando la irritación del sistema nervioso. La gran diferencia de esta profesión, frente al resto de profesiones sanitarias, es que la Quiropráctica prescinde en su tratamiento de los fármacos y de la cirugía, enfatizando esa capacidad de autocuración del organismo.

¿Qué dolencias presentan los pacientes de quiroprácticos?

Las afecciones que más frecuentemente presentan los pacientes son, entre otras, hernias discales, lumbagos, ciáticas, espondilolistesis, escoliosis y desviaciones, dolores de espalda, adormecimientos, pinzamientos, cervicalgias, mareos, vértigos, migrañas, dolores de cabeza, artrosis, y en un menor porcentaje trastornos orgánicos como alergias, otitis, asma, problemas digestivos y ginecológicos. Además, estudios realizados en EE.UU., Europa y Australia informan de que: - El ochenta por ciento de los pacientes acuden a un quiropráctico con problemas o síntomas de tipo músculo-esquelético relacionado con la espalda, tales como lumbago, problemas discales, ciáticas y lesiones cervicales. - El diez por ciento presentan jaquecas, migrañas o mareos. - Y el diez por ciento restante padece otras enfermedades o trastornos causados por lesiones de columna que afectan a los sistemas digestivo, circulatorio, ginecológico o nervioso. A menudo, las afecciones orgánicas no son el motivo prioritario de la visita al quiropráctico y, sin embargo, hay constancia de casos clínicos que durante el tratamiento quiropráctico de afecciones neuro-musculares y esqueléticas han causado una mejoría en trastornos orgánicos que no eran el objetivo inicial del tratamiento (alergias, cansancio crónico, síndrome premenstrual, problemas gastro-instentinales, trastornos del sueño, etc.). La inmensa mayoría de los pacientes que acuden a un quiropráctico lo hacen por problemas vinculados con la espalda. Así pues, las dolencias que llevan a un paciente a consultar al doctor en Quiropráctica son tan variadas como amplio el alcance del propio sistema nervioso

Un amplio abanico de pacientes

En cuanto al prototipo de paciente quiropráctico, resulta difícil ceñirnos a unos rasgos comunes a todos los pacientes. Personas de distinto sexo y todas las edades visitan las consultas, desde bebés con constantes lloros injustificados cuyas columnas han sufrido durante el parto, o niños que cargan las pesadas mochilas o pasan largas horas delante del ordenador, hasta adultos cuyos trabajos requieren esfuerzo físico, jóvenes estudiantes o ancianos con dolencias concretas.

Historia

La profesión quiropráctica nació en 1895 en Davenport (Iowa, EE.UU.). Fue Daniel David Palmer el primero que realizó con éxito el primer tratamiento, ajustando una vértebra desplazada a Harvey Lillard, un paciente con sordera. Inmediatamente este paciente recuperó el oído. El buen resultado de este primer ajuste desató una cadena de investigaciones en los Estados Unidos que originaron el nacimiento de la Quiropráctica. Posteriormente, en el año 1921, el Dr. Henry Winsor realizó en Haverford, Pennsylvania, una investigación cuyo objetivo era determinar, a través de la observación de cadáveres humanos diseccionados, si existía alguna relación entre mínimos desplazamientos de vértebras de la espina dorsal (subluxaciones vertebrales) y órganos internos lesionados o enfermos que estaban conectados por los nervios que provenían de esas vértebras desalineadas. Una vez confirmados los resultados, la Quiropráctica fue validada por la profesión médica. En la actualidad, la Quiropráctica se enseña y practica en todo el mundo. Hoy en día existen unos 70.000 doctores en Quiropráctica repartidos por los cinco continentes. El primer quiropráctico que llegó a Europa se instaló en Bruselas en 1923. En la actualidad se encuentran quiroprácticos en todos los países europeos, pero las condiciones en las que ejercen la profesión son notablemente diferentes.

Estudios

La carrera de Quiropráctica tiene una duración de seis-siete años académicos (el número de cursos varías según los países), lo que equivale a unas 5.500 horas lectivas (Quiropráctica vs Medicina). Finalizada la carrera se obtiene el título de Doctor en Quiropráctica (Doctor of Chiropractic) o bien el de Licenciado en Quiropráctica (si se cursan los estudios en alguna universidad europea). La formación de los quiroprácticos es universitaria, equivalente a una licenciatura en España. La preparación y educación del Doctor en Quiropráctica le capacitan para ejercer como facultativo de atención primaria, pudiendo diagnosticar, consultar o determinar si el paciente debe seguir tratamiento médico en vez de o al mismo tiempo que el quiropráctico, y en su caso referirle a otros facultativos. La formación quiropráctica se divide en educación pre-quiropráctica, quiropráctica propiamente dicha y post-grado. Intrusismo Uno de los principales problemas con los que se encuentra la profesión es el intrusismo, debido al desinterés por parte de los gobiernos central y autonómicos por legislar al respecto. Es preciso advertir que en España algunas personas que han realizado cursos de fines de semana o meses, amparados por la falta de legislación, ejercen y se autodenominan "quiroprácticos" o "médicos quiroprácticos", sin haber conseguido el título de "Doctor of Chiropractic" (Doctor en Quiropráctica). Estos solo pueden exhibir un certificado de asistencia a un cursillo. Por supuesto, no pertenecen a la AEQ, ni pueden ofrecer la misma categoría y garantía de servicios a sus pacientes. En otros países de Europa, América y Australia, el quiropráctico (al igual que el médico, el enfermero o el fisioterapeuta) ha de cumplir con unos estudios universitarios superiores. En esta dirección se está moviendo la Asociación Española de Quiropráctica, que considera necesaria la regularización de la profesión en beneficio de los pacientes, y como reconocimiento al derecho de recibir servicios quiroprácticos de profesionales debidamente cualificados.

La profesión quiropráctica en el mundo.

Aviso Legal

LA QUIROPRÁCTICA, a pesar de estar reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), y de tener carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del Mundo, entre ellos muchos países europeos como Reino Unido, Francia, Portugal, Italia, Dinamarca o Suiza, y en algunos de ellos con reconocimiento de profesión sanitaria de salud básica, NO ES UNA PROFESIÓN SANITARIA Y NO HA SIDO OBJETO DE REGULACIÓN EXPRESA EN ESPAÑA. Al ser la normativa sanitaria una cuestión de Derecho interno y reservado a la Soberanía de cada País miembro de la UE, la profesión quiropráctica en España se encuentra en una situación de vacío normativo. Desde la Asociación Española de Quiroprácticos (A.E.Q.) se ha solicitado ante las Cortes y los Ministerios competentes en materia de Sanidad y Educación que el Parlamento impulse el proceso legislativo que reconozca el carácter sanitario y la sustantividad propia de la profesión quiropráctica. En los países que cuentan con regulación legal, la licenciatura en Quiropráctica se obtiene al finalizar los programas educativos de 5 o 6 años. Dos instituciones españolas, el Real Centro Universitario María Cristina de Madrid (UCR) y el Barcelona College of Chiropractic (BCC), ofrecen programas (TÍTULOS PROPIOS, NO OFICIALES) de cinco años de duración para la formación y el ejercicio de la quiropráctica, a la espera de que se reconozca legalmente esta profesión en España. Mientras tanto, dichos títulos cumplen todos los estándares de calidad y excelencia que exige el Consejo de Educación Quiropráctica Europeo (E.C.C.E.) , y paradójicamente, los titulados españoles podrán ejercer como profesionales sanitarios en otros países como Estados Unidos, Francia o Inglaterra, pero no en el suyo propio. La A.E.Q. fue creada y reconocida por el Ministerio del Interior en 1986, incluye a 200 miembros que posean un título universitario reconocido por el Consejo de Educación Quiropráctico Europeo, lo que garantiza el cumplimiento de los más altos estándares de calidad en el ejercicio de esta profesión a nivel Europeo, pero lamentablemente, hasta la fecha, nuestros títulos y diplomas NO SON TÍTULOS OFICIALES EN ESPAÑA. Si estás siendo atendido por un quiropráctico verifica y comprueba que sea miembro de la A.E.Q. en el apartado “Busca un quiropráctico” de su página web: http://www.quiropractica-aeq.comm, de ese modo tendrás la garantía de que cumpla los estándares de calidad establecidos por E.C.C.E.. La regulación de la quiropráctica en España es una cuestión de oportunidad política, pero mientras tanto, los profesionales quiroprácticos que cumplen los requisitos establecidos por los Estatutos de la A.E.Q. se encuentran en una situación de inseguridad jurídica y agravio comparativo con otros profesionales de otros países europeos, pudiendo ocurrir que los ciudadanos sean tratados por presuntos quiroprácticos que no cumplan los estándares mínimos de calidad exigibles internacionalmente. La web www.quiropracticaalvarez.com proporciona información sobre los servicios profesionales de Jose Luis Álvarez Carreiro, Licenciado en Quiropráctica por la Universidad de Palmer, en Estados Unidos, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información. Situación legal de la profesión quiropráctica en el mundo:. Se observa una gran diversidad de condiciones en las que ejercen los quiroprácticos de los distintos países. Desde un completo reconocimiento y regulación legal de la profesión en diversos países, hasta la completa inexistencia de legislación que la defina y regule, pasando por situaciones intermedias de práctica legal sin existir legislación específica. Esta situación se corresponde con los distintos grados de desarrollo de la profesión en los distintos países del mundo. Así por ejemplo, en Norteamérica, donde se concentra un gran número de universidades de Quiropráctica, existe una larga tradición quiropráctica y un marco legal desarrollado. En cambio, en otros países como Suecia, Noruega o Dinamarca este proceso es más reciente. En países como Suiza y Nueva Zelanda, el proceso de legalización y reglamentación de la profesión se vio acelerado por la influencia de la población general En algunos países, gracias al apoyo científico y la convivencia y colaboración con los facultativos médicos, se ha iniciado el proceso de su legalización. Hoy en día existe legislación que reconoce y reglamenta la profesión en todos los estados de los Estados Unidos (incluidos las Islas Vírgenes, Guam y Puerto Rico), todas las provincias de Canadá, Chipre, Dinamarca, Hong Kong, Islandia, Liechtenstein, Namibia, Nueva Zelanda, Noruega, Panamá, Suecia, Suiza, Gran Bretaña, Francia, Irlanda, Finlandia, Brasil, Costa Rica, Israel, Sudáfrica y Zimbabwe. Igualmente, Bélgica logró en el 98 la legalización. La profesión se encuentra específicamente legislada en diversos países, mientras que en otros todavía se trabaja para conseguir su regularización, como es el caso de España. Al mismo tiempo el ejercicio de la Quiropráctica es legal, pero sin legislación, en países como Irlanda, Alemania, Bermudas, Ecuador, Guatemala, Israel, México, Holanda, Japón, Corea del Sur, Singapur o Venezuela. En Italia no hay legislación específica pero sí en varios decretos administrativos que lo regulan, de modo que el tratamiento quiropráctico se incluye ya en la Seguridad Social.

contacto

 

CLÍNICAS EN ORENSE Y VIGO:

ORENSE

Clinica Orense

Calle Concordia nº2 Bis,
32003 Ourense
Tel: 988.218.196
quiropracticaalvarez@gmail.com

 


Horarios de Consulta:


Lunes y Jueves de 9:00 a 21:00

 

Para pedir cita llamar:


De lunes a viernes de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 19:00

 

 

VIGO

Vigo

Calle García Barbón 23, 2º C-D
36201 Vigo
Tel: 986.433.951
quiropracticaalvarez@gmail.com


Horarios de Consulta:


Martes y Viernes de 16:00 a 21:00
Miércoles de 9:00 a 13:00 y de 16:00 a 21:00

 

Para pedir cita llamar:


De lunes a viernes de 9:00 a 20:00



 

 

ENLACES